Skip to content

{ 2 – I } Acoger, amar

by en 02/01/2016

Esperando a lo que de nuevo quiera traernos el año recién llegado, no es necesario ser un gran adivino para predecir que uno de los asuntos que dejamos pendientes en 2015 y que más va a influir en el futuro próximo de los pueblos del Mediterráneo (o sea, desde el Ecuador africano hasta Laponia, desde Irán hasta Islandia) es el dramático asunto de los refugiados, el de la migración.

Me encuentro en la increíblemente afortunada parte “receptora”, y enemigo como soy de fronteras e impedimentos a la circulación de las personas, me gustaría que nuestra responsabilidad ante nuestra suerte nos hiciera más acogedores. Mi granito de arena es la difusión, mediante la presente, de unas palabras de Francisco Castro Miramontes -un franciscano de Galicia- acerca de la hospitalidad:

La hospitalidad es misericordia que se hace abrazo viviente, cercanía comprometida y real, que nos ayuda a crecer como personas y a colaborar con este mundo para reconvertirlo en un hogar de acogida en el que prime la justicia a la que se llega por la fraternidad y el sentido del compromiso a favor del bien.

Revista “Arantzazu”, enero 2015, pág. 9

Lo hago acogido (casi) a los pies de ese Santuario, y lo siento como él lo escribe. Ojalá se leyeran muchas veces estas líneas para que las convirtamos en realidad a lo largo de este año aún lleno de promesas.

Anuncios

From → Enero

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: