Skip to content

{ 29 – XII } Mejor que nunca

by en 29/12/2015

La evolución puede habernos preparado, por mera supervivencia, para pensar siempre lo peor, incluso modificándonos generación tras generación para no ver las cosas en su justa medida, sino siempre algo peor. Quizás pueda residir ahí una de las fuentes de nuestra buena salud como especie: situarnos el listón un poco más alto cada vez nos puede haber ayudado a ir superándonos con el tiempo.

Pero todo sesgo tiene su contraparte, y quizás ese sesgo “negador” puede haberse exacerbado con la explosión de gente y de avances socio-científicos de los últimos tres siglos. En ese tiempo hemos pasado por etapas sucesivas de fiebre expansionista, hiperoptimistas, con una ciega confianza en el progreso (el nuestro), entreveradas con otras de auténtico pesimismo, indudable retroceso y hasta barbarie. Quizá lo que nos faltase en las fronteras entre ambos tipos de épocas fuese una información veraz y una cierta autocrítica sobre nuestra situación global.

La información ubicua, las Ciencias interconectadas, las nuevas técnicas informáticas y muchas décadas seguidas en muchos lugares de progreso de la democracia y los derechos civiles (sociales, laborales, etc.) nos pueden proporcionar ahora, un momento quizás de “impasse” entre unos años 90 de optimismo desbocado y una época que nos sitúa a un siglo de la peor época de la Humanidad en muchos aspectos, esa capacidad de atemperar nuestro paso, de pensarnos las cosas como sociedad y como especie, por tanto como individuos, y redibujar cada uno el marco en el que tomar sus decisiones, el agregado de las cuales nos llevará por uno u otro de los infinitos caminos posibles.

Pues bien, los datos -fríos, o con sus determinados sesgos, interdependientes- nos dicen que contra lo que parece dictar ese acervo común de pesimismo-realismo cínico con que el instinto de supervivencia aún nos marca, estamos mejor que nunca.

Y va desapareciendo otra de las pesadas mochilas con que la evolución, esta vez creo que sólo social, nos ha ido cargando: la de la inevitabilidad de las cosas. Porque ahora sabemos que es de nosotros de quien depende que estemos o no peor que nunca después de hoy.

Anuncios

From → Diciembre

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: