Skip to content

{ 30 – VII } [ Optimismos médicos ] WISH, II: A por la Sanidad Universal

by en 30/07/2015

Recordemos, WISH es “una comunidad de sanidad global dedicada a adquirir y diseminar las mejores ideas sobre sanidad basadas en evidencias, proporcionando soluciones globales que a la vez salvarán vidas y ahorrarán los muy necesitados recursos”.

La sanidad, entendida como el sistema de reglas, derechos y recursos para ayudar a mantener la salud de las personas, afronta retos y dificultades crecientes en todas partes.

Por ejemplo, hasta en la misma definición de quiénes deben ser ayudados en su sanidad desde el exterior. Según Meinie Nicolai, presidenta del Centro Operacional de Médicos Sin Fronteras en Bruselas,se ha encontrado que el PIB es un parámetro cada vez menos útil también a la hora de diagnosticar dónde se necesita la ayuda (entre otras cosas por su cada vez más pésima distribución entre las personas de cada país). Las categorías de países basadas en el PIB son cada vez más artificiales y alejadas de la realidad cambiante en que se mueve el mundo.

Quizás se podría intentar innovar buscando parámetros nuevos y más fiables, pero a veces el proceso innovador requiere miradas amplias que busquen soluciones ya puestas en práctica. En nuestro caso, reconocer que la sanidad no es cuestión de (simple) dinero, sino de pura voluntad (política). La simple aparición de euros y dólares no conlleva una mejora en el estado de salud de un pais, como sí la adopción de una sanidad universal.

En WISH han elaborado un informe (PDF – EN) con consejos sobre sanidad para políticos. Además de lo que nos cuentan desde El Mundo (hace dos enlaces), tras reconocer que no hay panaceas y que aunque poco efectivo, el PIB y los recursos de un país tienen aún su influencia en los medios que puede poner para aumentar la cobertura sanitaria de su población, concluyen (traduzco libremente de su “resumen ejecutivo” al comienzo del documento) que:

  • Los países deberían dar una alta prioridad a conseguir para toda la población un paquete de servicios aceptable, más que a cubrir a población selecta -prefiero traducirlo así- con paquetes de servicios más generosos y dejar a ciertas poblaciones relativamente al descubierto -traducción mía también.
  • La Cobertura Sanitaria Universal se puede conseguir solamente a través de mecanismos financieros obligatorios y gestionados públicamente (impuestos generales y tasas a la seguridad social) que llamen a los miembros de la sociedad más sanos y ricos a subvencionar a los pobres y vulnerables. Los sistemas financieros dominados por las contribuciones voluntarias (cuotas de usuario y seguros voluntarios privados) nunca conseguirán la CSU.
  • La transición hacia la CSU, al redistribuir los beneficios sanitarios y las cargas financieras, es un proceso altamente político muy proclive a recibir oposición de poderosos grupos de intereses. El compromiso continuado de las más altas capas del gobierno, incluida la jefatura del estado, es por tanto esencial para implantar reformas de cara a la CSU.

A mí al menos me reconforta saber que ya está en marcha el giro desde las posiciones neoliberales que han empeorado la salud en todo el mundo y que es un giro “basado en evidencias”. Iremos a mejor.

Anuncios

From → Julio

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: