Skip to content

{ 28 – V } [ Música ] Ciencia y música, de la mano y al compás

by en 28/05/2015

Tanto la música -practicada- como la ciencia -aventada a lo lejos  tal vez- tienen su origen enterrado en el tiempo. Es nuestra Historia como una marcha de la “Cavalleria Rusticana”, siempre acelerando y nunca sabiendo si “esto” es el culmen. Pero igual que las piezas más apreciadas de la música son predecibles en cierta manera por nuestro oído, la Historia humana tiene momentos en que las cosas se juntan, empieza a haber efectos de resonancia y la marcha de los asuntos humanos cambia. La Grecia Antgua fue uno de esos momentos de varios siglos de duración, y si el otro día @bruja07 nos traía a Platón, yo hoy quiero empezar el post -esto no es más que uno de esos preámbulos en que las orquestas entrenan y afinan- con un hombre que supo adivinar la relación entre la música y las matemáticas, y a través de ellas con la ciencia: Pitágoras de Samos.

Sabréis ya buscarlo en la Wikipedia (para ayudar a componer melodías, como nos enseñó @urkonn ), así que yo os voy a recomendar esta lectura: “Euterpe y Pitágoras: Música, Filosofía y Matemáticas”.

Podría parecer que desde entonces la relación entre la Música y la Ciencia se centró en las técnicas de elaboración de instrumentos y recintos musicales, pero la relación es algo más estrecha. Sin entrar en fórmulas, un gran compositor, pero de la Matemática y de la Física newtoniana, Leonhard Euler, halló que una operación con el número tabú de Pitágoras, “i”, la unidad imaginaria, acababa describiendo una onda estacionaria, como los dibujos de una cuerda con sus dos extremos fijos pinzada en sitios estratégicos ya estudiados por Pitágoras. (Hoy ese  número acompaña sin remisión a cada onda electromagnética y a cada teoría cuántica que pergeña el ser humano).

Pitágoras sólo se equivocó en la naturaleza de los números que cantan la música con que la prosa matemática del Universo se convierte en canción, pues la belleza de los saltos discretos, las notas con que los sistemas físicos se divierten cuando no miramos, se basa justo en números como los que le aterraron, aunque es normal que su propia idea lo cegara, pues lo que él aventuraba sería una especie de “música de las esferas” sabemos hoy que produce hasta la luz que nos permite ser.

De todas formas, el pitagorismo, la metafísica de los armónicos y los primeros modelos atómicos en aprovechar la base del pensamiento de Pitágoras son ya culturilla general, pero no por eso la música ha abandonado a a ciencia.

Por ahora la robotización de la Humanidad está lejos de completarse, y hasta los científicos tocan, cantan, componen y bailan. Hace un tiempo me encantó esta reseña que os recomiendo leer, sobre un libro que rastrea las relaciones entre la música y los científicos como una bella forma más de narrar la Historia de la Ciencia. Como “liaison” con el inicio de este post, el vídeo de la canción de los elementos químicos (cuya tabla, periódica, descansa en un principio generalizado muy parecido al de los armónicos de Pitágoras):

Los caballos rusticanos vuelven a ir más desbocados que nunca desde los tiempos de ese vídeo, y como muestra os dejo otro que no aparece en la recopilación enlazada más arriba -y no sé si en el libro:

No entender -el inglés del vídeo o su ciencia- tampoco es tan importante. Música y ciencia son formas de acercarnos a la catarsis -de la música ya decía eso Pitágoras, y de la cienca la leyenda habla de Arquímedes bañándose [vaya, otro griego…]-, y lo verdaderamente hermoso es lo que nos hacen sentir.

Anuncios
Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: