Skip to content

{ 31 – III } [ Toque Femenino] ¡O mujer o nadie!

by en 31/03/2015

Pues nada, casi se me escapa entre los dedos y vengo “gargueando” (con la lengua fuera) para entrar a tiempo y escribir el post temático 😀

La verdad que es un tema que desde mi visión igualitaria de los sexos me chirría un poco, pero como la semana pasada estuve en el lugar con más toque femenino del mundo mundial: El área de ginecología y maternidad de un hospital, os voy a contar un chascarrillo que me contaron allí.

(Para evitar turbación diré que todo está bien y controlado de momento, sólo es que soy problemática ováricamente hablando)

Pues la cosa es que una señora de avanzada edad debía ser intervenida de la caída de matriz, cosa habitual a ciertas edades después de los partos y el pasar de los años.

Sin embargo, a la hora de ser operada, se montó un barullo tremendo, pues antes de llevarla a la sala de cirugía, había que ponerle la sonda a la señora y ¡ay de la señora! quien se la quería poner era un enfermero.

– ¡NO NO Y NO! ¡USTED ES UN GUARRO Y NO ME TOCA! ¡QUE NO! – No dejaba de gritar

– Señora cálmese, soy el único enfermero en planta aquí en maternidad, no hay otra persona que pueda ponerle la sonda – le rebatía el pobre hombre

– ¡QUE NO! ¡VAYA GUARRO! QUE A MÍ NO ME VES AHÍ ABAJO – seguía gritando la señora, para ella antes muerta que tratada por el enfermero

– ¡Pero señora! ¡Entre usted a razones! La operación ya está programada, la habitación preparada, sólo ¡falta entrarla a usted! Y sin la sonda no puede entrar…

– ¡Que no me tocas cochino! ¡Que sólo una mujer puede ponerme eso! ¡Que no!

Los familiares intentaron convencerla, los administrativos del hospital, personal de planta, compañera de habitación, etc… Pero ¡no había forma!.

Y así discutiendo siguieron durante bastante rato… Tanto jaleo armó la mujer, que tuvieron que llamar a una enfermera de otra planta para que fuera a sondarla XD

Así que ya véis, quizá ahora ya no tanto, pero antiguamente eso (la vergüenza, pureza, pulcritud, sexo, anatomía…) era un motivo más que fundado para la señora para causar tal problema ¡Menos mal que ya no! O al menos, no tan frecuentemente como antes.

Gracias a ¿La Providencia? que en ese hospital hubo alguien que le pudo dar el “Toque femenino” que necesitaba la señora… Sino ¡No sé qué hubiera pasado! Porque como la describían, ¡no la hubieran podido operar!

Así que esta es mi historieta para vosotros y mi reflexión optimista del día. Con esto y un bizcocho… ¡Hasta mañana las ocho! 😉

Anuncios

From → Marzo

5 comentarios
  1. qué escena de sainete!

    Le gusta a 1 persona

    • Totalmente! XD

      Me gusta

  2. gustavomedellin permalink

    Indudablemente se trataba de una señora de avanzada edad, con ideas a la antigua sobre el sexo y el pudor, que tenían que serle respetadas. Estuvo bien que, entonces, se hiciera lo necesario para que no hubiera “toques masculinos”.

    Me gusta

    • ¡Qué remedio! Sino ella habría preferido estar muerta … 😉

      Me gusta

  3. Pues yo creo que ese pudor -en el médico- lo podemos experimentar todos y que si no montamos esa escena es por la vegüenza del qué dirán 😛

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: