Skip to content

{ 15 – VI } Cambios

by en 15/06/2014

El año 2014 puede resultar en cierto modo histórico para España a medio plazo por los cambios de personas que vamos a ver.

Seguramente  muchos desean también cambios en la formas y, sobre todo, cambios profundos en nuestra forma de hacer el país.

Pero, ¿cómo cambiar todo eso si se mantienen las mismas personas acumulando años, poder y prebendas?

Quiero mirar con optimismo los cambios que se producirán próximamente en la jefatura del Estado, el P.S.O.E. y seguidamente en las principales empresas del país. Más abajo ya hemos cambiado, van con retraso y lo saben, pero también que vinos nuevos y odres viejos se llevan mal.

Como soy español más allá de triunfos deportivos, creo en la gente que forma y llega a este país. Porque los veo liderando año tras año las cifras de trasplantes, resistiendo la crisis-estafa impuesta, o al frente -cuando se les deja y patrocina adecuadamente- de algunos sectores tecnocientíficos muy prometedores.

Y sí: los éxitos deportivos también son una muestra más de algo que sabemos hacer bien como país, tanto desde lo público como desde lo privado. No es posible creer que deportistas y selecciones españolas de los más diversos deportes habrían conseguido todos sus logros recientes sin un sistema nacional de cultura, medicina y ciencia deportivas funcionando bien en el día a día y en la innovación y la investigación.

Si en el extranjero “se nos rifan” en diversas profesiones de gran valor añadido, está claro que sólo nos hace falta creer en nosotros mismos como país. No podemos ser tan “malos” cuando somos el sueño que guía las vidas y penurias de miles de personas que quieren venir a vivir con nosotros. Necesitamos que las nuevas caras al frente del país tengan detrás cerebro y corazón para saber verlo y actuar en consecuencia.

Anuncios

From → Junio

One Comment
  1. No confundas ser “el sueño” de personas que quieren venir a vivir con nosotros, con ser el “clavo ardiendo” al cual agarrarse más cercano que tienen.

    Cuando la necesidad aprieta uno no teme aferrarse a un clavo ardiendo. Es cuando ya ese clavo quema más de lo que alivia, cuando los agarrados a él se dan cuenta de que no era tal el “sueño”

    ¿Se nos rifan?….¿Tú crees?

    Seguramente tengas razón, pero …..

    no será que nos compran a cualquier precio porque estamos empezando a ser uno de esos países que necesita agarrarse a uno de esos “clavos ardientes”?

    No todo lo que reluce es oro, ni todo el oro está a la vista.

    Pero en algo voy a coincidir contigo.

    Creo en la gente de este país…..en la currante, en la que alarga un ínfimo sueldo para poder mantener a su familia, en esa que cuando un vecino tiene problemas arrima el codo y ayuda.

    No creo mucho en los cambios que se ven a corto plazo, pero sigo siendo una optimista y creo que la “gente” traerá el cambio…..ni vinos jóvenes, ni odres viejos.

    gente que no se “emborrachará” con los dulces vinos con los que intentarán de nuevo adormilarnos.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: