Skip to content

{ 12 – IX } Pieza tras pieza hasta el optimismo final

by en 12/09/2013

Dije algún día de esta semana que enfocándonos en lo positivo recreábamos a nuestro alrededor un mundo más positivo e ilusionante, “prestidigitando” por nuestra propia mirada el entorno en que vivimos. (Y ayer el post de Las Doce Miradas que enlacé explicaba cómo ofrecer espejos y modelos distintos para cambiar la realidad). Acabo de leer otro artículo que incide en cómo somos nosotros mismos los que, además, nos podemos entrenar para que, por lo menos, la negatividad no nos afecte con todo su potencial.

Quizás el Tetris sirva sólo como metáfora en ese artículo y quizás el aprendizaje de automatismos sea el de más bajo nivel antes de caer en las respuestas reflejas y el instinto, pero me ha gustado el enfoque en nuestra capacidad de elegir un camino de optimismo para ser cada vez más optimistas (y secundariamente, más productivos, supongo que no sólo en el orden laboral de la vida).

Incluso si esos estudios no son contrastables (pienso que fuera de la Física y las Matemáticas apenas hay estudios no contestables) y las técnicas tuvieran una eficacia mucho más dudosa, el mero hecho de repasar lo bueno del día nos reconfortaría, y ser amables con otros sería una forma bella de ayudar a mejorar el mundo.

Ah, que no sabes de qué hablo. Perdón, te dejo que leas.

(Gracias a Julio @Urkonn Acuña por enseñar este link).

Anuncios

From → Septiembre

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: