Skip to content

{ 8 – VI } Bután, el país del ministerio de la felicidad

by en 08/06/2013

Hace un par de semanas asistí a una serie de charlas, donde uno de los ponentes habló sobre este pequeño país. Me quedé con la mosca detrás de la oreja, y después de leer una de las entradas de alguno de los compañeros, sobre economía, volví a ver una referencia a este lejano país.

Así que como quería escribir sobre ello, pero no encontraba el momento, aquí os dejo una serie de enlaces para que leáis lo que creáis conveniente.

¿Que el producto interior bruto no es una medida adecuada para medir el desarrollo del país? Probablemente. Como leeréis, si lo que mides es el crecimiento o la producción, nunca podrás dejar de crecer o producir para mantener un buen numerito, llegando a casos insostenibles.

¿Que es una idea extravagante y raro que haya salido del propio monarca del país? Puede ser, pero al menos es un hecho loable que sea desde el propio ejercicio de poder que se piense en el bienestar del pueblo. Siempre debería ser así, triste es que en estos lares nos ignoren…

¿Que ésta ya es una noticia vieja y por qué la rescato? El olvido es el sepelio, y el recuerdo una bondad. A veces nos enteramos tarde de las cosas, y aunque haya buscado y haya pocas noticias actuales sobre esto, no significa que no siga en movimiento.

Tal vez la ignorancia es la felicidad, como se suele decir tras conocer ciertos acontecimientos… Pero intentar medir la felicidad para aplicar los conocimientos a su fomento, es algo que todos los gobiernos deberían tener en cuenta para la consecución de las utopías que nos mantienen en continua evolución.

Por ello, porque me gustaría que se instaurara un ministerio de la felicidad donde todos fuéramos felices o al menos intentáramos serlo, os comparto esta entrada. Porque por mucho que tratemos de hacerlo desde el interior como nos dicen en este mundo occidental, si el exterior no es propicio, poco podemos hacer. Porque, lo siento si me repito, a pesar de la que está cayendo, otras realidades alternativas son posibles, y si queremos, podemos crear un mundo mejor. Y ¿por qué no? Porque ser optimista gracias a la esperanza de una felicidad cercana es lo que nos mantiene a flote.

Anuncios

From → Junio

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: