Skip to content

{ 18 – V } Cercanía

by en 18/05/2013

A veces hay dejar de mirar a lo lejos, a lo grande o al futuro y centrarse en las personas que forman tu día a día. Ahí tienes, te lo aseguro, un caladero inmenso de optimismo y buenas noticias, aunque quizá no salgan a la superficie a la vez o muy a menudo.

Este post va dedicado a ese amigo mío de la carrera que ha conseguido prácticas en San Sebastián tras un largo curso como programador.

Para esa compañera de empresa y viajes que se ha recuperado y ya está en casa tras visitar una temporada el hospital.

Para esa amiga que empieza una nueva aventura algo menos lejos de casa que otras veces, también de prácticas.

Para esa otra compañera de trabajo y meriendas que vuelve a trabajar tras experimentar un corto traslado al paro después de un proceso de estabilización laboral en nuestra empresa (paradójico,pero así “somos”).

Porque el bienestar de los que nos rodean es premisa para el nuestro.

Anuncios

From → Mayo, Personas

One Comment
  1. Ainsssss txikitin!!! Cuando te sale la vena “blandita” consigues que se me pongan los pelos de punta.
    Tienes razón en lo que dices del bienestar de los demás.

    Yo voy a añadir, si me dejas, un gracias.
    Gracias a ese compañero y, para mi también amigo, que siempre ha estado y está ahí (con sonrisa) en los momentos en los que se le necesita (buenos y malos).

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: